Tribuna GRD: UAS y análisis inteligente de vídeo

 

Nueva entrega de Tribuna GRD, una sección en la que nuestros expertos nos cuentan de primera mano detalles sobre las tecnologías en las que estamos trabajando y los problemas que resuelven.

El desarrollo de tecnologías para los sistemas aéreos no tripulados –UAS, por sus siglas en inglés– es una de las principales líneas de desarrollo de Gradiant, donde a lo largo de los años hemos aportado nuestra experiencia tecnológica en tres ámbitos: cargas de pago, comunicaciones, navegación y sistemas complementarios, como simuladores de comunicaciones y sistemas anti drones. En los últimos años, desde Gradiant hemos apostado por embarcar en drones nuestra tecnología de análisis de vídeo inteligente desarrollada para diferentes entornos, con el objetivo de ofrecer una solución fácilmente integrable a proveedores de servicios de seguridad y vigilancia. Iago Gómez (IG), codirector del área de Comunicaciones Avanzadas y José Antonio Rodríguez Artolazábal (JAR), Una de las principales líneas de trabajo en Gradiant es el desarrollo de tecnologías para UAS, ¿podríais contarnos en qué estáis trabajando?

IG: Hace unos cuatro años, cuando comenzó a popularizarse el uso de los drones, en Gradiant identificamos el problema de seguridad y privacidad que estas aeronaves podían suponer para las personas en lugares como aeropuertos, centros penitenciarios, centrales nucleares o estadios deportivos, por ejemplo.  Fue entonces cuando comenzamos a trabajar en una solución que pudiese hacer frente a posibles amenazas. Como respuesta, actualmente contamos con el sistema Counter UAS para la detección, identificación, clasificación, localización y neutralización de los drones, compuesto por cuatro módulos independientes. Para la parte de detección, usamos dos tecnologías complementarias de radiofrecuencia y algoritmia basada en técnicas de hacking, en las que somos expertos. Nuestra solución es modular, escalable, descentralizada y puede integrarse en un sistema de terceros. 

Además de los anteriores, Gradiant ha desarrollado en exclusiva para la compañía Indra un módulo que permite generar una señal falsa para posicionar erróneamente a cualquier receptor GPS dentro de su radio de acción. Este unidad, que forma parte ya del sistema antidron ARMS, puede “engañar” al sistema de navegación de un UAV (vehículo aéreo no tripulado), permitiendo modificar su trayectoria, dificultando su acceso a zonas restringidas y forzando su reubicación hacia zonas seguras donde pueda ser interceptado o neutralizado.

 

¿Cuál será el siguiente reto tecnológico al que nos tendremos que enfrentar en el ámbito de los UAS?

IG: Sin duda, el mayor desafío será gestionar el espacio aéreo para que todas las naves que lo utilizan puedan convivir de la manera más segura posible. Aunque a día de hoy los drones son una herramienta muy útil para múltiples ámbitos, todavía no se ha explotado todo su potencial. Con el tiempo, veremos muchos más dispositivos como estos realizando tareas simultáneas (como el reparto de mercancías), por lo que será necesario coordinar esta actividad desde el punto de vista legal y técnico con el resto de aeronaves.

JAR: Precisamente con el objetivo de asumir estos retos técnicos y jurídicos, Gradiant ha comenzado a trabajar con la compañía aeroespacial Boeing en un proyecto conjunto, Skyway. Este proyecto gira en torno a los problemas de gestión y seguridad en espacios aéreos compartidos, y nos ofrece la oportunidad de entrar de lleno en propuesta de soluciones a problemas reales desarrollando tecnología de análisis de vídeo y fusión de datos.

 

¿El sector de los UAS tiene ‘pulmón’ en España?

IG: Por supuesto. España es uno de los países con más operadores de drones de la Unión Europea. Disponemos de varios aeródromos específicos para estas aeronaves –como el aeródromo de Rozas, en Lugo, remodelado dentro del programa Civil UAVs Initiative de la Xunta de Galicia, a través de la Axencia Galega de Innovación (GAIN)– y contamos con una regulación (la RD 1036/2017) muy avanzada, en sintonía con el nuevo reglamento europeo.

 

El análisis inteligente de vídeo (Video Analytics) es otra de las líneas importantes de Gradiant, ¿qué podemos destacar de vuestro trabajo?

JAR: En Gradiant llevamos trabajando muchos años en tecnología de análisis de vídeo inteligente para los ámbitos de la seguridad y la vigilancia y que ahora está madura. Recientemente, venimos combinando nuestra experiencia en procesado de video y el conocimiento profundo del ámbito de los drones para desarrollar un sistema, bautizado como Airborne Surveillance. Este sistema está destinado a proporcionar funcionalidades de alto valor añadido, operaciones con vehículos no tripulados para vigilancia marítima y terrestre. Esta tecnología, junto a nuestro sistema Counter UAS, la hemos mostrado en Xponential 2019, la feria internacional más importante para este sector.

Esta tecnología está especialmente diseñada para ser empleada en escenarios naturales pero, ¿su utilidad es exclusiva de este ámbito?

JAR: Por supuesto que no, podría emplearse en otros escenarios. Actualmente estamos centrados en escenarios naturales, pero es un sistema que podríamos adaptar sin ningún problema a cualquier espacio o infraestructura que se necesite vigilar. Un ejemplo serían las zonas  urbanas, que plantean otro tipo de retos diferentes a los espacios naturales, tales como el control de tráfico y la vigilancia de personas. 

 

Mencionabais antes la participación de Gradiant en Xponential 2019, ¿cómo valoráis la experiencia?

IG: Muy buena. Xponential es el evento mundial de referencia en el ámbito de los drones y allí se dan cita todos aquellos agentes que participan de este sector. En la feria, tuvimos la oportunidad de encontrarnos con todos ellos y conocer sus necesidades. 

JAR: Esta es la cuarta vez que participamos en este evento internacional, lo que demuestra la calidad de nuestro trabajo y el estado de madurez de nuestras tecnologías. ¡Esperamos volver en 2020!