Tecnólogas del siglo XXI: Nora M. Villanueva

 

Hoy os presentamos a nuestra compañera Nora. Nacida en México D.F. pero residente en Vigo desde muy pequeña, nuestra compañera es estudiante de doctorado del Departamento de Estadística e I.O. de la Universidade de Vigo e investigadora en el área de Sistemas Inteligentes de Gradiant. En su tiempo libre, Nora aprovecha para disfrutar de la música –si es en directo, mucho mejor–, viajar y la gastronomía. Precisamente estas dos últimas aficiones son las que más le gusta combinar: cada vez que visita un país, no se va sin probar la comida local típica.

¿A qué querías dedicarte cuando eras pequeña?

Creo que quería ser astronauta. Siempre he tenido curiosidad por ver qué hay en nuestra galaxia, qué se siente al viajar en un cohete o la sensación de “flotar”. Con los años aprendí que eso que me llamaba tanto la atención se llama ingravidez (risas). Más tarde me fui centrando en la idea de ser científica e investigar. Me gustaba hacer preguntas y experimentar hasta conseguir respuestas. En cualquier caso, todavía pienso en realizar un viaje fuera de la órbita terrestre… y ¡ahora Elon Musk te lleva! (risas).

¿Por qué elegiste la tecnología?

La verdad es que la tecnología apareció en mi vida hace unos años sin embargo, no fue mi primera opción. Siempre tuve claro que quería estudiar algo relacionado con las ciencias y finalmente me decanté por la Biología porque me interesaba la idea de trabajar en un laboratorio. Más tarde, tras unos años de “científica de bata” me convertí en científica de datos.

¿Dónde te planteaste hacer la carrera? ¿Por qué?

Tenía claro que quería estudiar fuera de casa, en una ciudad universitaria. Creo que la etapa universitaria es un periodo de aprendizaje, pero también de desarrollo personal. Estudiar fuera te permite vivir situaciones que estando en casa se plantearían de otra manera. Me encantó disfrutar esos años “fuera del nido”, en Santiago de Compostela.

¿En qué estás trabajando actualmente?

Formo parte del área de Sistemas Inteligentes de Gradiant y, en concreto, estoy trabajando en la línea de eLearning. Mi trabajo se centra en la investigación e implementación de nuevos algoritmos y la aplicación de técnicas estadísticas o de Machine Learning que permitan mejorar la experiencia de aprendizaje. El objetivo es la construcción de soluciones inteligentes que favorezcan el aprendizaje individualizado y adaptativo, tanto en entornos corporativos como educativos, contribuyendo a implantar un modelo de Smart Lifelong Learning para la capacitación de los trabajadores de la Industria 4.0.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Lo que más me gusta es que trabajo en un sector muy dinámico y poco rutinario, que me permite seguir aprendiendo a diario. Por otra parte, como el ambiente en Gradiant es cada vez más multidisciplinar, este aprendizaje puede generalizarse a otros campos más allá del que estas especializado.

¿Quién es tu referente femenino en el mundo de la tecnología?

Me gustaría mencionar a Kathleen McNulty Mauchly Antonelli. Ella fue una de las seis mujeres que programaron la ENIAC, una de las primeras computadoras de la historia. Parece ser que por aquella época, todo el mérito se le atribuyó a los que construyeron la máquina, pero ¿qué hay de las mujeres que la programaron? 

¿Qué dirías a l@s tecnólog@s del futuro?

Les diría que, en la época en la que vivimos, la tecnología forma parte del día a día, así que pueden profundizar en ella y descubrir que hay un amplio abanico de oportunidades y sectores de aplicación.