Rising y Neta V3A, inteligencia artificial y robótica social para el empoderamiento de los mayores

 

Ambos proyectos buscan prolongar la autonomía de las personas mayores que quieren vivir de manera independiente en su entorno a través de la tecnología

NetaV3A, continuación del proyecto Rising, propone el desarrollo de un robot social mediante el cual los usuarios podrán comunicarse a través de la voz

Esta mañana se presentaron en la Ciudade Tecnolóxica de Vigo (CITEXVI) los resultados del proyecto Rising y los objetivos del proyecto NETA V3A, dos iniciativas innovadoras pensadas para acercar soluciones tecnológicas de apoyo para las personas mayores, que les permitan prolongar su autonomía y su independencia. En el acto intervino Luis Barros, director de Innovación de Atendo, empresa líder de los consorcios formados para las dos propuestas, quien destacó su idoneidad para afrontar el envejecimiento de la población y el alto porcentaje de personas mayores que viven solas.

“Son dos herramientas que les permiten a nuestros mayores mantener su independencia, a la vez que dan tranquilidad a las familias y datos de importancia clínica a los profesionales sanitarios”, destacó, indicando su singularidad. También intervinieron M. Carmen López Pérez, responsable de la oficina de I+D+i de Balidea; Carmen Blanco, técnica de Fruto DS; Óscar Rodríguez, director general en Ledisson AIT y Helena Fernández, Directora eSalud de Gradiant.

En el caso de Rising, éste fue impulsado por el consorcio de empresas formado por Atendo, Fruto DS y Balidea, con la colaboración de la Fundación Idis y el ITMATI como centros de investigación, y se centra en el desarrollo de la solución TIC denominada NETA para la aplicación de terapias cognitivas basadas en la vida cotidiana y orientada la personas que comienzan a sufrir uno deterioro cognitivo leve. Esta solución busca superar las barreras habituales de las personas mayores con las nuevas tecnologías, proporcionándoles una herramienta específicamente pensada para ellas, que facilite su adherencia a las terapias de manera no invasiva, a través de técnicas de gamificación y fomentando la comunicación social con su familia y seres queridos. “Esa es justo una de las claves de esta herramienta, la comunicación emocional, la combinación de los vínculos afectivos, sociales y las actividades de la vida cotidiana junto a la supervisión sanitaria”, explicó Luis Barros.

NETA se complementa ahora con NETA V3A, al frente de la que están también Atendo, Fruto DS y Balidea, junto a Ledisson AIT y Gradiant como centro tecnológico asociado. Como continuación del proyecto anterior, se va a conectar la plataforma NETA con un robot, mediante el cual las personas mayores se podrán comunicar a través de voz. De esta manera, el usuario podrá realizar acciones como introducir o consultar eventos en el calendario -por ejemplo, una cita médica-, hacer videollamadas, realizar una búsqueda en Internet, consultar y almacenar datos relacionados con la salud como la tensión arterial o los niveles de glucosa; o solicitar información meteorológica.

Estos proyectos se integran en la llamada “economía plateada” (silver eoncomy) de la que derivarán productos y servicios para una nueva generación de adultos mayores. Están subvencionados por la Axencia Galega de Innovación (GAIN), con el apoyo de la Consellería de Economía, Emprego e Industria da Xunta de Galicia, y cofinanciados por el Fondo de Desenvolvemento Rexional (Feder) de la Unión Europea.

 

Un proyecto piloto satisfactorio

El principal resultado de Rising fue el desarrollo de NETA, una solución TIC no invasiva que fomenta la adherencia de los mayores a las terapias, superando sus barreras tecnológicas y sumergiéndolos en la sociedad digital mediante innovadoras técnicas de gamificación, minería de procesos e Inteligencia Artificial. A través de NETA, los usuarios realizan terapias cognitivas basadas en actividades cotidianas, mientras que la herramienta está conectada con su familia y los profesionales sanitarios. NETA monitoriza su actividad y suponen un apoyo en el día a día, tanto de las personas usuarias como de su familia, dotándolas de autonomía e independencia. Asimismo, es de grand utilidad para los médicos, facilitándoles datos muy relevantes para avaliar el estado y la evolución de los pacientes.

Además, NETA vertebra un servicio social digital centrado en las personas (ACP, Atención Centrada en las Personas) con el objetivo de disminuir su aislamiento, que puede deberse
la múltiples factores: derivado de uno deterioro cognitivo, de la brecha digital, o simplemente de la realidad sociodemográfica.

Durante los últimos meses del proyecto, de septiembre a diciembre de 2018, se realizó un piloto con usuarios reales, obteniendo resultados muy satisfactorios, destacando principalmente el alto grado de aceptación de la solución por parte de los participantes. Tanto usuarios directos como familiares destacaron su fácil manejo. Por su parte, los especialistas subrayaron la capacidad para conseguir información de una manera no invasiva. “NETA es innovadora. Por un lado, implementa terapias basadas en la vida cotidiana y, por otro lado, conecta el ámbito social con el sanitario, y eso lo cambia todo”, afirmó Luis Barros.

Este proyecto movilizó una inversión total de 1.118.000 €, contando con una ayuda de 559.091€ por parte de la Axencia Galega de Innovación.

 

Un robot asistencial por voz

El objetivo general de NETA V3A es desarrollar un robot asistencial 100% gallego que ayude a los mayores a permanecer en su entorno el mayor tiempo posible, fomentando hábitos de vida saludable, apoyando tratamientos farmacológicos y médicos, monitorizando y ofreciendo seguridad. A la vez, se pretende que el robot no sólo cumpla con una tarea asistencial, sino también social, proporcionando acompañamiento mediante Inteligencia Artificial (IA), alentando la participación activa de la persona en su entorno.

NIETA V3A será una presencia amigable de prevención y un asistente para el empoderamiento y la vida activa.