Gradiant y Universidade de Santiago firman un acuerdo para la colaboración científico-tecnológica

 

El acuerdo se canalizará a través del CiTIUS, centro de investigación TI de la USC, y tendrá una vigencia de dos años, ampliable a cuatro

 

El Rector de la USC, Juan M. Viaño Rey, y el director general de Gradiant, Luis Pérez Freire, han firmado hoy un acuerdo marco de cooperación científico-tecnológica entre ambas entidades para promover el desarrollo conjunto de iniciativas de I+D en el ámbito de las Tecnologías de la Información y  las Comunicaciones.

En palabras de Luis Pérez Freire, “este acuerdo nace con la filosofía de alinear capacidades de agentes del ecosistema gallego de I+D, para facilitar la transferencia de tecnología al tejido empresarial en sectores estratégicos para Galicia, y se enmarca dentro de una línea de intensificación de la colaboración de Gradiant con grupos de investigación punteros en Galicia”. El acuerdo, añadió, “nos permite cumplir mejor con nuestros fines fundacionales” y sobre todo hacer tecnología competitiva internacionalmente, un objetivo que demanda talento, porque “ser los mejores requiere talento”, y en esa aspiración el Centro Singular de Investigación en Tecnologías da Información de la USC (CiTIUS) “nos permite contar con talento gallego y, sobre todo, materializarlo en tecnología tangible que llega al mercado”. Según Pérez Freire, el CiTIUS “es un centro puntero y el mejor socio con el que podemos contar”.

Este acuerdo marco “es un instrumento de cobertura que facilitará y regulará las diversas actividades previstas: actividades de promoción e difusión, realización de tesis o desarrollo conjunto de proyectos” especificó el rector. En este sentido, Viaño destacó que Gradiant “es un socio estratégico en el ámbito  TIC que presta un apoyo necesario para desarrollar la misión docente e investigadora y de innovación que la sociedad demanda”.

En el acto, que ha tenido lugar esta mañana en Santiago, ha participado también Paulo Félix Lamas, director del CiTIUS, (Centro Singular de Investigación en Tecnologías de la Información de la Universidad de Santiago), a través del cual se materializará el trabajo con el centro vigués, así como el gerente de Gradiant, Fernando Jiménez, y los integrantes del patronato José L. González Carnero y José L. Albo.

Investigación y colaboración, las claves

La firma de este acuerdo facilitará el trabajo conjunto en el desarrollo de proyectos de I+D, favoreciendo la transferencia de los resultados obtenidos al sector industrial, mediante la organización de jornadas técnicas o el acceso a demostradores tecnológicos y pruebas de concepto.

Otro de los aspectos más destacables del acuerdo es la dirección conjunta de tesis doctorales y las estancias de investigación de los profesionales de ambas entidades, permitiendo el intercambio de  conocimiento y la generación de valor en tecnologías clave dentro del ámbito de las TIC, en un contexto global de digitalización de la industria y la economía.

“Esperamos que este acuerdo contribuya a dotar de mayor proyección en el tejido socioeconómico a nuestros resultados científicos”, afirma Paulo Félix. Para el director del centro de investigación de la USC, “el objetivo es que Gradiant y el CiTIUS se complementen para convertir en tecnología tangible algunos resultados científicos que ya han demostrado ser los mejores a nivel mundial, pero a los que aún les falta el último eslabón de la cadena tecnológica para convertirse en aplicaciones reales”.

Tecnología ‘made in Galicia’

Al amparo del acuerdo de colaboración firmado, ambas entidades iniciarán en los próximos días un proyecto de investigación centrado en tecnologías de vídeo-analítica para el desarrollo de algoritmos de detección de objetos en vídeo a muy larga distancia (por tanto, con un tamaño de muy pocos píxeles) utilizando técnicas de redes neuronales profundas, que en los últimos años han revolucionado el mundo de la visión artificial.

Actualmente, existe una demanda creciente para el desarrollo de tecnología para el sector de la seguridad, tanto por parte de los integradores de estas soluciones como por las empresas y usuarios finales. Gracias a los desarrollos que se realizarán en el marco de este acuerdo, será posible ampliar las capacidades de los actuales sistemas de videovigilancia inteligente, para poder abordar aplicaciones como la detección temprana de ataques con drones, las operaciones de búsqueda y rescate en el mar o la monitorización del tráfico marítimo desde UAVs.

 

 

 

 

 

 

 

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn