Los investigadores de Gradiant disfrutan de una jornada creativa con los investigadores de Bodegas Terras Gauda

En el mundo de la innovación, no importa el campo de procedencia: la creatividad es siempre fundamental, y aunque no es algo que se pueda enseñar, sí es algo que se puede aprender e incluso formalizar. La imaginación es la base de la resolución de problemas. Los investigadores del Centro Tecnolóxico de Telecomunicacións de Galicia y los investigadores de Bodegas Terras Gauda han compartido una jornada diferente en una iniciativa pionera en Galicia.

jornada creatividad

Vigo, viernes 3 de abril de 2009.- Continuando con su filosofía de la estimulación de la creatividad, la motivación y del trabajo en entornos creativos, Gradiant ha organizado junto con Bodegas Terras Gauda y QCoach una jornada de intercambio de conocimiento entre investigadores de diferentes campos. Durante el día de hoy, los investigadores del Centro Tecnolóxico de Telecomunicacións de Galicia (Gradiant) vivieron la jornada laboral fuera de sus puestos habituales de trabajo. Por la mañana partieron, sin conocer su destino, a las instalaciones de Bodegas Terras Gauda para participar en una jornada en la que aprenderían a enfocar y desarrollar su creatividad, ayudados por sus colegas investigadores que trabajan en la bodega.
Las telecomunicaciones y el mundo vitivinícola parecen a primera vista dos mundos totalmente opuestos, pero la realidad es que tanto en uno como en otro se requiere una importante dosis de trabajo, investigación y sobre todo creatividad e imaginación.

Una jornada para el intercambio de ideas
En este día, los investigadores de ambas entidades han disfrutado de diferentes actividades. Los responsables de la bodega les han enseñado a podar una vid y les han explicado la importancia y necesidad de innovación en el sector primario y cómo desde Bodegas Terras Gauda se lleva a cabo teniendo siempre presente la orientación al cliente.

Por la tarde, les fue presentado un reto creativo que debían afrontar por equipos y presentar ante un tribunal de especialistas de diferentes ámbitos (finanzas, marketing, industria…) y decidir en qué equipo rival invertirían su dinero.

Se trata, en definitiva, de romper el día a día, cambiar el contexto y hacer un ejercicio de creatividad e imaginación, para así poder ser conscientes de los procesos a través de los cuales uno tiene una idea, para poder formalizarlo y aprovecharlo al máximo. “Ha sido una experiencia excelente. Además de romper la rutina, hemos demostrado a los investigadores que, se trabaje en el campo que se trabaje, la creatividad se puede entrenar y mejorar. Es una experiencia que esperamos repetir y que recomendamos a todas las instituciones y empresas”, afirma Luis Álvarez Sestelo, Gerente de Gradiant y uno de los promotores de la idea.

Dos exponentes de la I+D+i gallega
Este encuentro tiene lugar entre dos de las entidades punteras en I+D+i en Galicia, eso sí, cada una en su terreno: un centro tecnológico enfocado a la investigación y desarrollo y una empresa cuya prioridad es la calidad y satisfacción del cliente. Bodegas Terras Gauda es una empresa con tradición investigadora que siempre ha hecho una fuerte apuesta por la I+D+i como elemento diferenciador para aportar mayor calidad a sus productos: investigación y mejora continua para lograr ofrecer singularidad en sus vinos, así como para conseguir cosechas más regulares. Entre sus proyectos destacan el de selección clonal de uva Albariño y que desde el 2002 se realiza en colaboración con el CSIC; otro de selección y aislamiento de levaduras ecotípicas, siendo Bodegas Terras Gauda la única bodega que dispone de una levadura de Albariño propia patentada con el CSIC; otro sobre la maceración de las tres variedades de uva y otro sobre el efecto de las manoproteínas de levadura sobre los vinos. Además, la bodega colabora con el Centro Superior de Investigaciones Científicas (MBG) en un estudio de variedades autóctonas minoritarias.

A su vez, la Fundación Centro Tecnolóxico de Telecomunicaciones de Galicia, Gradiant, creado hace poco más de un año, representa el máximo nivel de I+D+i de toda la comunidad autónoma en el sector de las telecomunicaciones, y aspira a liderar la generación y la transmisión de conocimiento en este campo. En el centro, donde trabajan once investigadores entre ingenieros y doctores, se llevan a cabo diferentes proyectos en muy variados terrenos: desde sistemas de seguridad basados en reconocimiento biométrico, interfaces hombre-máquina, contenidos y formatos audiovisuales hasta seguridad multimedia, y se trabaja al mismo tiempo en el fomento de las nuevas tecnologías y el interés por la ciencia entre la juventud gallega.

 

 

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn