Interoperabilidad: la clave de los SSDC

La interoperabilidad permite que diferentes sistemas y aplicaciones se comuniquen entre sí, favoreciendo que los proveedores accedan e integren la información independientemente del sistema en el que se almacenen los datos.