Realidad Aumentada

Aplicación Layar. Fuente: hagoclic.lavanguardia.com

La realidad aumentada es un término que se refiere a la integración de elementos de un entorno real con otros elementos generados por ordenador, creando así una representación “enriquecida” de la realidad. La característica fundamental de la realidad aumentada es la capacidad de integrar información virtual dentro de una escena real de un modo realista e intuitivo, y en tiempo real. La aplicación práctica más extendida de la realidad aumentada consiste en la superposición de texto e imágenes sintéticas sobre la imagen real capturada por una cámara.Así, por ejemplo, sería posible enfocar con la cámara del móvil a un determinado monumento y obtener en la pantalla del mismo, superpuesto a la imagen capturada por la cámara, toda la información de interés relativa a ese monumento.

20110506_imaxe_3

El mercado de las aplicaciones de realidad aumentada en dispositivos móviles está experimentando un gran avance. Según un informe creado por Juniper Research, para 2014 facturará del orden de 732 millones de dólares frente a los 2 millones facturados en 2010. Este gran crecimiento está ligado a la cada vez mayor presencia y capacidad de procesado de los llamados “smartphones”.

Las aplicaciones de realidad aumentada para móvil más populares actualmente son Layar (www.layar.com) y Wikitude (www.wikitude.org), pero éstas todavía presentan una funcionalidad limitada, ya que se valen únicamente de la información recibida a través de los sensores de posicionamiento del móvil: el GPS y la brújula digital. Esto es debido fundamentalmente a la limitada potencia computacional de los dispositivos para los que fueron diseñadas.

El máximo provecho de la realidad aumentada se obtiene cuando se pueden asociar de forma muy precisa elementos reales con elementos virtuales, para lo cual es necesario utilizar técnicas como la visión por computador, que permiten realizar el seguimiento de objetos en tiempo real.
Las técnicas utilizadas se basaban originariamente en la detección de marcas artificiales prediseñadas (“markers”) colocadas de antemano sobre los objetos de la escena que queremos identificar. Posteriormente se empezó a utilizar la extracción de características de la imagen (detección de bordes, líneas, puntos, texturas, etc.) para la descomposición de la imagen en los distintos objetos reales que la componen.

 

 

20110506_imaxe_2

Marcas usadas en realidad aumentada. Fuente: www.flickr.com/photos/tweenina

El reto actual consiste en poder realizar el reconocimiento y seguimiento de objetos en condiciones no controladas, utilizando modelos de los objetos de la escena a seguir. Esto haría que se pudiera realizar el seguimiento de una manera mucho más robusta, incluso de objetos parcialmente ocultos, lo cual podría ser interesante para aplicaciones de imagen médica.
Precisamente, en Gradiant trabajamos en la actualidad en varios proyectos de visión por computador para dispositivos móviles que podrían suponer un primer paso de cara a romper las limitaciones de estos dispositivos con respecto a las aplicaciones de realidad aumentada.


20110506_imaxe_1
Reconocimiento de caras en dispositivos móviles. Fuente: Gradiant.


Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn