Provisión de QoS para Televigilancia

Provisión de QoS para Televigilancia

La televigilancia, como la posibilidad de supervisar distintos procesos o eventos de forma remota y alertar sobre ellos, se puede apoyar en las redes LAN cableadas o inalámbricas. Una de las funciones de este tipo de sistemas es rastrear a las personas que transportan materiales peligrosos para la seguridad del entorno. Especial interés tienen los escenarios a gran escala, como los aeropuertos u otras grandes infraestructuras públicas como hospitales, estaciones de trenes, etc.
Los sensores captan información de personas y objetos en todo momento, siendo estas imágenes transmitidas hasta la sala de control. En este punto central se procesa remotamente la información recibida y cuando se detecta un objeto o sustancia peligrosa que pudiera alterar la seguridad, se priorizan los datos procedentes de los sensores que rodean al sospechoso. Según este esquema, es necesaria una asignación dinámica de prioridades en tiempo real que se adapte a la capacidad de la red, evitando que se pierdan las imágenes provenientes de puntos con más necesidad de vigilancia. Un seguimiento exacto y robusto en tiempo real es esencial para una exitosa colaboración entre el sistema y los agentes de seguridad.

20100326_televigilancia

En este contexto, Gradiant participa en un proyecto cofinanciado por la Xunta de Galicia dentro del programa Incite, liderado por la empresa IMAXDI de Vigo, cuya finalidad es la implementación de una política de calidad sobre redes IP, escalable y transparente, que permita configurar los nodos para recibir la máxima información con la mayor calidad posible desde una fuente sospechosa, prestando coyunturalmente menos atención a otras partes de la red. Se posibilita que los sensores pueden variar el volumen de información transmitido, como por ejemplo, la resolución en el caso de las videocámaras.
Actualmente existen muchos proyectos de investigación, tanto en el mundo académico como en la industria, para satisfacer los requisitos de calidad de servicio (QoS) de las aplicaciones en tiempo real (Diffserv, Intserv, XRM, QoS-A, OMEGA, TINA QoS…). La mayor parte del esfuerzo investigador se centra en Internet.
Gradiant está investigando políticas que permitan dar calidad de servicio en redes periféricas, para evitar la pérdida de datos, no solo por sobrecarga de la red, sino también para aumentar la robustez frente a caídas de red, desvanecimientos, elevadas tasas de errores… Se desarrollan técnicas a medida que facilitan las comunicaciones eficientes y robustas de información entre varios elementos de detección y rastreo en toda el área vigilada. Se pueden emplear diferentes tecnologías de red, tanto cableadas (Ethernet, Gigabit PLC…) como inalámbricas (WiFi, WiMaX…).
Para facilitar la instalación de redes de comunicación periféricas en este tipo de escenarios se considera que las tecnologías más apropiadas son WiFi y PLC. Por un lado, el estándar 802.11e de WiFi permite mejorar la calidad de servicio en el nivel de enlace, pero los dispositivos convencionales no lo soportan, por lo que sería necesario implementar mecanismos de QoS en los routers de forma remota, empleando protocolos como COPS, SNMP, Telnet o propietarios. Por otro lado, la utilización de PLC ofrece una enorme ventaja, al permitir la utilización de la red eléctrica para transmitir información, convirtiendo cada enchufe en un punto de acceso a la red. Gradiant dispone de la licencia de desarrollo de la tecnología Gigabit PLC de Gigle Networks, que alcanza velocidades de 1 Gbps en la capa física. Emplea repetidores para garantizar la calidad de la señal y permite configurar QoS a nivel 2 mediante un protocolo propietario.


 

 

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn