NFC (Near Field Communication)

Imagen: http://www.yourbdnews.com

La tecnología NFC (Near Field Communication) está en auge. Está pensada para dispositivos móviles y permite una comunicación inalámbrica entre dos dispositivos cercanos. Mucha gente se pregunta qué aporta con respecto a otros sistemas como Bluetooth o Wi-Fi. La respuesta es que NFC está optimizada para comunicación de corto alcance (máximo 20cm), lo que dificulta mucho la interceptación de datos. También ofrece la posibilidad de comunicación con etiquetas pasivas, no alimentadas por corriente ni baterías, y por último, pero no menos importante, establece conexiones de forma rápida.
El uso principal que está impulsando esta tecnología es el pago con dispositivos NFC. A pesar de sus múltiples posibilidades, este aspecto despierta el máximo interés de las empresas, ya que los móviles con NFC prometen sustituir a las actuales tarjetas de crédito y todas quieren su parte del pastel. Las compañías de telefonía (Movistar, Vodafone…) desean que los pagos se efectúen contra el contrato telefónico, las multinacionales de tarjetas de crédito (Mastercard, Visa…) y los bancos (Bankinter, Citibank…) no quieren que NFC perjudique su negocio de pago electrónico, los desarrolladores de sistemas operativos de móviles (Google, RIM…) buscan imponer comisiones en los pagos realizados con su software, y, por último, los fabricantes de móviles (Samsung, Nokia…) quieren sacar partido a la inclusión del chip NFC en sus terminales.

Entre los proyectos novedosos que están desplegando tecnología NFC, mencionaremos el acuerdo entre Vodafone y Renfe para el pago con NFC en los trenes de cercanías, el lanzamiento de Google Wallet, con Mastercard como socio, que permite pagar ya en cadenas como Subway, Guess o Toys’R’Us, o el proyecto piloto Distrito NFC de Movistar con su aplicación Cartera Movistar para control de acceso de sus empleados y medio de pago en su sede central. En lo que respecta a los terminales, podemos citar los móviles NFC de Google (Nexus S y Galaxy Nexus), los smartphones de Nokia del 2011 (C7, N9, 60X, 70X), las Blackberry con OS v7 (Bold, Torch, Curve), algunos de Samsung (Wave 587, Galaxy S2), y los chips NFC en tarjetas SIM y tarjetas microSD, que habilitan la tecnología en móviles no diseñados para ella.

Desde Gradiant se apuesta por la tecnología NFC, con desarrollos fruto de ideas propias y proyectos en colaboración con empresas. Las posibilidades que ofrece NFC son enormes y tiene un futuro prometedor.

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn