Motor de reglas aplicado a sistemas sanitarios

Mario Blanco

Aunque suene como algo extraño o alejado, un sistema de reglas es algo de lo más cotidiano. Se puede definir como un conjunto de condiciones que disparan una acción. En su forma más básica, cada condición o regla se puede leer como “Si … Entonces …”. Lo que aporta un sistema de reglas es un comportamiento dinámico, adaptable e inteligente. Los sistemas de reglas se han utilizado en muchas ramas de investigación, entre ellas en la salud.

Existe un tipo de sistemas de reglas conocidos como sistemas expertos, o sistemas expertos de recomendación. No son más que sistemas de reglas que cuentan con un método para responder preguntas basado en una base de conocimiento. Las primeras pruebas satisfactorias utilizando sistemas expertos fueron hace más de 40 años a principios de 1970 con MYCIN y CASNET, el primero especializado en el diagnóstico de enfermedades infecciosas de la sangre y el segundo especializado en describir los procesos de las enfermedades. Pese al éxito inicial, estos sistemas y otras versiones no han sido acogidos en los hospitales por una serie de limitaciones.

fuente_www.amia.org

Fuente: www.amia.org

El avance en la tecnología y los estudios relacionados en inteligencia artificial han permitido que los sistemas de reglas hayan ido evolucionando para acercarlos cada día más a las personas. Algunos de los retos que han tenido y tienen que superar estos sistemas para que se utilicen son la falta de integración con estándares, falta de conocimiento del dominio, excesiva dedicación a un mismo problema, falta de flexibilidad, poca introspección, aprendizaje limitado, poco o nulo razonamiento del concepto de tiempo y localización. De todas maneras, no sólo se han de superar retos tecnológicos, sino que además se ha de tener muy en cuenta la interacción de las personas con los sistemas para que se puedan obtener prestaciones adecuadas. De nada serviría tener un excelente sistema de recomendación de recetas o de diagnóstico si nadie quiere utilizarlo.

 

Gradiant está trabajando en mejorar este campo con el objetivo de que los pacientes tengan mayor seguridad y confort, y para que el personal sanitario pueda trabajar con más agilidad y apoyo de los sistemas. También se está enfocando esta tecnología para generar alertas inteligentes que puedan avisar al personal de que un paciente no ha descansado durante la noche, o que otro paciente ha tenido fiebre durante un intervalo de tiempo determinado, o incluso que el paciente se ha caído en el baño y necesita asistencia urgente.

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn