Los sistemas de backup en la nube

Desde siempre se ha considerado una buena práctica respaldar la información crítica en servidores remotos para protegerse contra su pérdida. Los servicios de backup en la nube simplifican la gestión y aumentan la seguridad, fiabilidad y eficiencia. Además ofrecen escalabilidad a un precio competitivo y permiten la recuperación de los datos desde cualquier lugar conectado a Internet.

A nivel de usuario, hemos visto en los últimos años la popularización de servicios como Dropbox o Apple iCloud, que ofrecen un servicio de almacenamiento en la nube sincronizado automáticamente con varios ordenadores o dispositivos. El polémico y reciente cierre de Megaupload ha sido un golpe importante al sector Cloud, pero al mismo tiempo ha proporcionado una valiosa lección a los usuarios: no se deben replicar los datos sensibles en un único lugar.

Como consecuencia del gran éxito de Amazon, Google o salesforce.com y sus servicios en la nube para negocios, han surgido otros proveedores especializados en backups como Mozy o Zmanda. Se ha favorecido de este modo la incorporación de múltiples innovaciones tecnológicas en el almacenamiento, alineadas con el paradigma Cloud. La deduplicación de datos reduce el espacio de los backups almacenando una única vez los fragmentos de datos repetidos, con lo que se ahorra alrededor de un 70% del espacio. La tecnología thin provisioning crea discos sobreasignando el espacio de almacenamiento total, de forma que los usuarios tengan la ilusión de disponer de espacio libre, en realidad aprovechado por otros. La virtualización de servidores, aplicaciones, discos o redes permite compartir de forma más eficiente los recursos hardware. También el software Continuous Data Protection (CDP) permite la copia de cada cambio realizado en los discos, habilitando la recuperación desde cualquier punto temporal.

Sin embargo siguen existiendo desafíos en este campo. Entre ellos se cuentan la seguridad de los datos frente al proveedor o un atacante, o la recuperación total de los servicios de un datacenter en la nube ante desastres, o Disaster Recovery/Business Continuity. Otro gran problema es la limitación del ancho de banda necesario para las copias, que crea una dependencia en la red de acceso. Además muchos clientes echan en falta la mejora de las condiciones de los contratos SLA y mayores garantías de su cumplimiento por parte de los proveedores.

Gradiant posee gran experiencia en aspectos de seguridad y tolerancia a fallos en Cloud Computing, y participa en proyectos de investigación buscando soluciones a la problemática del respaldo de datacenters en la nube.

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn