La televisión social

Imagen: www.tvgenius.net

Si tuviésemos que mencionar una de nuestras actividades de ocio cotidianas, muchos de nosotros pensaríamos sin dudarlo en ver la televisión. Es un hecho que, a día de hoy, esta actividad ocupa una gran parte del tiempo libre de muchas personas. Sin embargo, tal y como reflejan muchos estudios recientes, la forma que tenemos de ver la televisión está cambiando significativamente. Es el fenómeno conocido como la “segunda pantalla” o “multitasking” .

Cada vez más, los televidentes utilizan los medios a su alcance para compartir con su círculo de amigos comentarios y recomendaciones acerca de lo que están viendo en la pantalla de su televisión. Cada vez más cadenas de TV generalistas incorporan en sus webs chats dedicados a sus programas estrella, donde se dan cita miles de usuarios mientras tiene lugar la emisión en directo. De este modo, ver la televisión deja de ser una actividad que realizamos individualmente en nuestros hogares, y pasa a ser una actividad “social”. Buena parte de culpa la tienen los netbooks, las tablets y los smartphones, que junto con las redes sociales nos permiten “sofalizar”, es decir, “socializar cómodamente sentados en nuestro sofá”.

Una consecuencia muy interesante de todo esto tiene que ver con el mundo de la publicidad, y es que los anuncios emitidos en televisión son cada vez menos efectivos debido en gran parte a que la atención del televidente se divide en varias pantallas, lo cual plantea la necesidad de llegar de forma efectiva a otras plataformas. De hecho, la “segunda pantalla” (tablets y smartphones, principalmente) se está revelando como una plataforma de interés creciente para la publicidad. Muchas empresas ya son conscientes de este cambio que se está produciendo, y se están preparando para ello. Seguramente la iniciativa más famosa en este sentido es MISO, conocida como “el FourSquare de la TV”, aunque existen otros ejemplos como GetGlue o Videosurf, muchos de ellos todavía no disponibles en España. Por supuesto, no falta quien está intentando fusionar los dos mundos en uno solo. Productos como Android TV, Apple TV, o las Smart TVs de Samsung, integran ya las aplicaciones sociales con la propia televisión. No deja de ser curioso que las aplicaciones sociales estén teniendo un peso tan importante en el avance de las “TVs conectadas”.

Está claro que ver la televisión ya no es necesariamente una experiencia lineal ni unidireccional, como lo ha sido desde los inicios. Esta nueva situación plantea la necesidad de cambios en ciertos modelos que han prevalecido durante décadas, pero también es cierto que abre un mundo nuevo de posibilidades de negocio y experiencias de uso que todavía están por explorar. A nivel tecnológico se plantean varios retos, como la sincronización de información entre diferentes dispositivos de la forma más transparente posible, el diseño de interfaces adecuadas para presentar la información sin saturar al usuario, o la protección de la privacidad de los mismos. En este sentido, Gradiant tiene experiencia y líneas de investigación abiertas en todos estos ámbitos, y por lo tanto una gran capacidad de contribuir a los avances que están por venir en esta línea.