La tecnología, factor clave para un envejecimiento saludable

Gradiant | Redacción

El martes 6 de noviembre tuvo lugar en Bruselas el primer encuentro de la Asociación Europea de Innovación sobre Envejecimiento Activo y Saludable. Las Asociaciones Europeas de Innovación (en inglés, EIPs – European Innovation Partnerships) son un nuevo instrumento promovida por la Comisión Europea mediante el que se pretende aunar esfuerzos de actores públicos y privados a nivel UE, nacional y regional, con el objeto de atacar los grandes retos que afronta la sociedad europea, como el cambio climático, la salud y las consecuencias de una población envejecida. Estos retos suponen también oportunidades de negocio en las que la UE quiere situarse en posición de liderazgo mundial a través de las EIPs.

Gradiant (Centro Tecnolóxico de Telecomunicacións de Galicia), que participó de forma muy activa en la EIP desde su puesta en marcha, viajó hasta la ciudad europea como integrante del Grupo de Acción A2, centrado en la gestión sanitaria personalizada, a partir de una iniciativa de prevención de caídas.

La conferencia de Bruselas contó en su apertura con la participación de la Secretaria General de Sanidad y Consumo del Gobierno de España, Pilar Farjas Abadía, a partir de las 9.00 de la mañana, que ha hablado sobre el contexto político alrededor de esta temática en nuestro país. En la sesión de tarde, la Conselleira de Sanidad de la Xunta de Galicia, Rocío Mosquera Álvarez, participó en el panel de debate de expertos, en donde puso de relieve el papel de las regiones en esta área sanitaria a través de ejemplos concretos llevados a cabo por el SERGAS.

Más de quince regiones de diferentes países europeos estuvieron presentes en la conferencia, que ha representado la puesta de largo de la EIP. Durante la jornada se presentó el plan de acción para los próximos años y las bases de funcionamiento de la EIP, y se han detectado sinergias de cooperación entre los miembros de los diferentes grupos de acción y partes interesadas en el envejecimiento activo y saludable.

¿Qué es el envejecimiento activo?
La mejor definición es la adoptada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que define el “envejecimiento activo” como “el proceso por el que se optimizan las oportunidades de bienestar físico, social y mental durante toda la vida, con el objetivo de ampliar la esperanza de vida saludable, la productividad y la calidad de vida en la vejez”. Esta definición no sólo contempla el envejecimiento desde la atención sanitaria, sino que incorpora todos los factores de las áreas social, económica y cultural que afectan al envejecimiento de las personas.

El envejecimiento activo debe considerarse un objetivo primordial tanto por la sociedad como por los responsables políticos, intentando mejorar la autonomía, la salud y la productividad de los mayores.

La sociedad debe apoyar una “cultura del envejecimiento activo y saludable” que permita que los mayores: Este apoyo debe proporcionarse en las áreas de sanidad, economía, trabajo, educación, justicia, vivienda y transporte.

• Sufran menos por las discapacidades relacionadas con las enfermedades crónicas.
• Necesiten una atención sanitaria y social menor.
• No padezcan situaciones de soledad, manteniendo su independencia y una buena calidad de vida.
• Sigan participando en el ámbito económico, social, cultural y político, tanto a través de trabajos remunerados como de colaboraciones sin remunerar.

Tecnología para una tercera edad saludable

Gradiant participó en la conferencia como integrante del Grupo de Acción A2 de la EIP, especializado en el uso de la tecnología para la prevención de caídas, un problema que dificulta la independencia de un gran número de ancianos en todo el mundo.

Las caídas son la causa principal de lesiones entre las personas mayores. Cada año, uno de cada tres adultos mayores de 65 años sufren caídas. Éstas a menudo conducen a discapacidades a largo plazo, dependencia severa o lesiones mortales. Los costes asociados a los tratamientos y a la rehabilitación suponen un incremento del gasto muy significativo para cualquier sistema sanitario. Sin embargo, las caídas son un problema fácilmente evitable gracias a la tecnología.

La mayoría de las caídas y las lesiones de las personas de edad avanzada responden a una combinación de la edad y las condiciones relacionadas con una enfermedad y con la interacción del individuo con su entorno social y físico. La actividad física, el entrenamiento del equilibrio y el ejercicio, son eficaces para evitar el problema.

Gradiant ha estado contribuyendo durante los últimos meses a la elaboración del plan de acción del Grupo de Acción A2, en donde aporta  nuevas soluciones tecnológicas para, por un lado, controlar las caídas y, por otro, agilizar los procesos de rehabilitación que se aplican tras las caídas. Así, se conecta la investigación con la innovación y se desarrollan nuevas soluciones para aplicar en este entorno social.  Por otra parte, el Grupo de Acción pretende ser un referente europeo a la hora de elaborar una guía de buenas prácticas para trasladarla a otras regiones europeas y poder construir una red de prevención de caídas.

El objetivo es conseguir un programa oficial para el 2015, validado por la Comisión Europea, en el que estén presentes al menos 10 países europeos, para el diagnóstico precoz y la prevención de caídas.

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn