La TDT y el verano

Recientemente se han constatado algunos problemas en la recepción de la señal de TDT en ciertas zonas costeras de España. Dichos problemas están relacionados con la interferencia causada por transmisores situados a una distancia mayor que la contemplada en la red de frecuencia única existente en el territorio nacional. Las condiciones creadas por el verano en las zonas costeras incrementan el alcance de las señales emitidas por los transmisores en algunos casos, de modo que sus señales llegan a los receptores con un retardo mayor que la duración del prefijo cíclico con respecto al transmisor de referencia

20100820_tdt

Las ondas electromagnéticas no se propagan siguiendo trayectorias rectilíneas en la atmósfera. Su trayectoria es curva y su curvatura depende de las condiciones de temperatura, presión y presión de vapor de agua. Fundamentalmente de cómo varían estos parámetros con la altura.

La cobertura de los sistemas de radiodifusión y de los radioenlaces por microondas se calcula para atmósfera estándar, es decir, para una atmósfera de referencia que presenta las condiciones medias de temperatura, presión y presión de vapor de agua.

Si las condiciones atmosféricas varían, variará el camino seguido por las ondas, de manera que también se modifica el alcance de las ondas y la zona de cobertura de los transmisores.

Dependiendo de cómo se modifique el camino seguido por las ondas se puede hablar de:

1. Atmósfera subrefractiva: El camino seguido por las ondas se curva hacia la superficie de la Tierra más lentamente que en condiciones normales. El alcance disminuye.
2. Atmósfera superrefractiva: La trayectoria de las ondas se curva hacia la superficie de la Tierra más rápidamente que en condiciones normales.
3. Conductos atmosféricos: Son poco frecuentes, en ellos las ondas se propagan como en una guía y los alcances aumentan considerablemente.

Es importante mencionar que cada caso requiere un estudio concreto para saber cuál es el fenómeno predominante, pero en general cabe esperar que los problemas mencionados estén vinculados a la presencia de fenómenos de superrefractividad y/o conductos atmosféricos.


Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn