Gradiant obtiene la mejor puntuación en la competición internacional IJCB 2017

Gradiant obtiene la mejor puntuación en la competición internacional IJCB 2017

La finalidad era evaluar las mejores tecnologías biométricas de reconocimiento facial en escenarios de movilidad para la detección de ataques de suplantación de identidad

La competición se ha celebrado en el marco de la conferencia IJCB 2017, que tendrá lugar en octubre en Denver (EE.UU.)

Gradiant ha obtenido la mejor puntuación en todas las pruebas de la competición internacional que evalúa las prestaciones de los sistemas biométricos faciales para detección de ataques de suplantación de identidad en escenarios de movilidad. Tal y como explica Esteban Vázquez, responsable de biometría de Gradiant, “los sistemas de anti-spoofing han ido ganando interés en los últimos años. A medida que las tecnologías de reconocimiento biométrico han empezado a llegar a mercado, la necesidad de sistemas robustos ha ido creciendo. Sin embargo, hasta hace poco la mayoría de estos sistemas estaban siendo evaluados en entornos académicos, con las limitaciones que esto conlleva en escenarios reales. Es por eso que competiciones como esta, son muy importantes para el avance de la tecnología”.

La competición, celebrada en el marco de la International Joint Conference on Biometrics – IJCB 2017 que tendrá lugar el próximo mes de octubre en Denver (EE.UU.), se ha centrado en evaluar y comparar las prestaciones de las tecnologías de anti-spoofing facial desarrolladas por los participantes, con varias pruebas para la detección de ataques de suplantación de identidad en escenarios de movilidad. Entre los equipos participantes en esta competición internacional, en la que el sistema de reconocimiento facial desarrollado por Gradiant ha obtenido la mejor puntuación en todas pruebas, se encontraban empresas como FUIJTSU Laboratories LTD (Japón), CpqD y Universidad de Campinas (Brasil), Idiap Research Institute (Suiza), la Universidad de Oulu (Finlandia) y el Indian Institute of Technology Indore (India), entre otros representantes de Francia, Rusia, China y Argelia.

Las pruebas a las que fueron sometidas las tecnologías que se presentan a esta competición se centran en cuatro escenarios, utilizando una base de datos elaborada por la Universidad de Oulu. El primero, evaluó el rendimiento de los sistemas bajo diferentes condiciones de iluminación. El segundo escenario planteado evaluaba el comportamiento de los sistemas con diferentes dispositivos móviles o diferentes sensores; el tercero, analizó como generalizaban los sistemas diseñados ante ataques desconocidos, por ejemplo vídeos grabados con diferentes dispositivos, sobre un soporte, con variaciones de movimiento, pantallas de distinto tipo, etc. El último de los escenarios planteados integra todos tres escenarios anteriores para determinar la robustez del sistema diseñado. “Cuando diseñas sistemas multibiométricos de este tipo, es necesario asegurarse de que no sólo puedan detectar los ataques para los que has entrenado al sistema, sino también que puedan enfrentarse a escenarios que le sean desconocidos ya que nunca sabes en qué entorno ni en qué condiciones el usuario va a utilizar el sistema”, expone Vázquez.

Tecnologías combinadas de multibiometría

En la actualidad, encontramos diferentes opciones para reducir el riesgo de spoofing, empleando sistemas mucho más sofisticados y caros; mediante la combinación de mecanismos automáticos (como el utilizado en la competición IJCB 2017) y colaborativos que requieren de interacción por parte del usuario como mover la cabeza o realizar algún gesto; o gracias a la combinación  de sistemas complementarios de reconocimiento biométrico, también llamados multi-factor authentication, como la combinación de sistemas de  reconocimiento facial con sistemas de reconocimiento de firma manuscrita, o con sistemas de reconocimiento de locutor.

Dada la creciente demanda en el mercado (banca, salud, fintech, insurtech, entre otros) de herramientas que garanticen la seguridad y privacidad en entornos de movilidad, Gradiant ha desarrollado una solución que combina biometría facial, detección de vida y firma manuscrita dinámica. De esta manera, el sistema puede identificar que el usuario es una persona real y viva (no una foto), al mismo tiempo que comprueba automáticamente que su cara y su firma manuscrita se corresponden con las del usuario genuino, aportando una mayor seguridad al proceso. Lo novedoso del sistema es que se trata de un proceso simultáneo, es decir, tanto la verificación de la cara del usuario como de su firma se hacen al mismo tiempo. “Combinando mecanismos de detección de vida y firma dinámica, el sistema que hemos desarrollado pone en el mercado una solución más robusta y eficaz ante los posibles ataques de suplantación de identidad”, explica Esteban Vázquez, responsable de biometría de Gradiant.

Con más de diez años de experiencia en investigación biométrica, Gradiant ha conseguido transferir tecnologías seguras hacia sectores como el de la banca, la salud y el de la seguridad. Siguiendo esta filosofía, ponemos a disposición de la industria nuestras tecnologías de biometría para dispositivos móviles en tres modalidades complementarias: cara, voz y reconocimiento de firma.

 

Resultados:

Fuente: https://sites.google.com/site/faceantispoofing/results

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn