El futuro de las comunicaciones por satélite: Hacia la convergencia con 4G

María Freire | Investigadora

El pasado 15 de junio, Gradiant organizó un seminario bajo el título “The satellite role in the mobile communications arena“. En él se trataron temas de tal interés para el futuro de las comunicaciones por satélite que merecen ser expuestos en mayor detalle. Las comunicaciones por satélite se perfilan como el complemento idóneo de las redes móviles terrestres 4G. Esta convergencia permitirá a los usuarios disfrutar de servicios avanzados de banda ancha en situaciones de movilidad con mayor cobertura. En la actualidad, se identifican hasta cuatro posibles escenarios, diferenciados en base a dos aspectos:

• Terminal de usuario: terrestre o dual (terrestre-satélite).
• Interfaz satélite-usuario: enlace directo o indirecto. En caso de ser indirecto se trata de tecnología satélite de backhaul, con un enlace intermedio entre satélite y usuario.

Para lograr que la calidad de servicio sea lo más independiente posible del emplazamiento del usuario, las soluciones adoptadas en un mismo escenario pueden diferir en función del área: urbana, rural o remota.

El primero de los escenarios se basa en emplear la red móvil terrestre LTE + e-MBMS (Multimedia Broadcast/Multicast Service) con backhaul por satélite. Como segunda posibilidad, el operador móvil puede decidir extender la red móvil terrestre LTE usando tecnologías satélite S-MIM y DVB-SH. Así, un usuario en una zona (semi-) urbana dispone de conectividad 4G (LTE) y de recepción de vídeo, audio y datos (DVB-SH), mientras que en una zona remota, pierde la conexión LTE que reemplaza  por el acceso por satélite S-MIM. El tercer escenario, similar al anterior, únicamente sustituye DVB-SH por e-MBMS. No obstante, la tecnología satélite continúa estando tras e-MBMS, proporcionando los servicios al operador móvil que puede así dar cobertura en zonas inaccesibles. Como última opción, un operador de satélite puede ampliar su oferta  incluyendo distribución de contenidos multimedia y servicios móviles, usando S-LTE (versión LTE para satélite) + S-eMBMS.

El éxito de cualquiera de los  escenarios anteriores depende de conseguir objetivos clave:
• Convergencia con las redes móviles terrestres integrando en una solución todos los servicios demandados por los usuarios, como difusión de contenidos multimedia.
• Creación de un modelo de negocio sostenible.

Estos escenarios servirán de soporte a aplicaciones en diversos mercados, desde el aeronáutico proporcionando acceso a internet en aviones hasta el móvil terrestre ofreciendo TV en dispositivos móviles. Consciente del importante papel que estas redes desempeñarán en el futuro, Gradiant mantiene un estrecho seguimiento de la evolución de estas tecnologías así como participa, en la actualidad, en diferentes proyectos directamente relacionados con LTE, S-MIM y DVB-SH.

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn