Tecnólogas del siglo XXI: Vanesa Fernández

En esta ocasión, os presentamos a nuestra compañera Vanesa. Amante de la pintura, esta fonsagradina afincada en Vigo es Ingeniera de Telecomunicaciones y actualmente desarrolla su actividad como investigadora y desarrolladora en la línea de Human Generated Data Analytics del área de INetS de Gradiant. Vanesa disfruta de la naturaleza siempre que puede y en su tiempo libre le gusta calzarse las botas de montaña y practicar senderismo. Además, nuestra compañera está concienciada con el medioambiente y entre sus preocupaciones se encuentra desarrollar su actividad de manera sostenible, respetando el entorno en el que vivimos.

¿A qué querías dedicarte cuando eras pequeña?

De pequeña no recuerdo querer dedicarme a nada en particular, pero de adolescente quería ser activista en Greenpeace.

¿Por qué elegiste la tecnología?

Creía que la tecnología era una parte importante del futuro y quería poder entender lo que estaba por venir.

¿Dónde te planteaste hacer la carrera? ¿Por qué?

Vine a Vigo a estudiar teleco porque la escuela tenía buena reputación, aunque no era la que me quedaba más cerca de casa.

¿En qué estás trabajando actualmente?

Estoy trabajando en técnicas de Procesado de Lenguaje Natural, creando sistemas que analizan automáticamente textos generados por personas para extraer conocimiento de ellos. Estos textos pueden ser, por ejemplo, mensajes de redes sociales, foros, páginas web en general, etc.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Que entiendo cómo funciona lo relacionado con las telecomunicaciones y la informática. Cuando salen noticias en la televisión sobre ello soy capaz de saber o intuir lo que hay detrás.

¿Quién es tu referente femenino en el mundo la tecnología?

Me gusta la historia y saber cómo hemos llegado a donde estamos. Hay mujeres en la historia que han podido dedicarse a la tecnología y además han destacado, como Ada Lovelace.

¿Qué dirías a l@s tecnólog@s del futuro?

Que hagan tecnologías sostenibles, respetando el entorno y a los que vivimos en él.

 

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn