#SomosCompromiso: ODS 2030, poner fin a la pobreza en todas sus formas

Es por todos conocido que la mayoría de países y entidades del mundo occidental se pusieron de acuerdo hace ya más de un lustro para unir fuerzas contra algunas de las lacras más dañinas del mundo, en lo que denominaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030. Entre ellas, la que posiblemente sea más urgente, y también más difícil de erradicar, es la de la pobreza. El objetivo es eliminar la necesidad a través del trabajo conjunto y la buena práctica de entidades de todo tipo. Pero, ¿cómo podemos ayudar desde Gradiant a conseguir un objetivo tan ambicioso?

La solución a esta pregunta podría estar en las TIC. A lo largo del tiempo, la tecnología no solo nos ha facilitado la vida, sino que también la ha abaratado. Para conseguir disminuir la pobreza no basta con repartir mejor los recursos de los que disponemos, sino que es necesario abaratar los servicios básicos de la población en todo el mundo y conseguir que las personas tengan acceso a las mismas oportunidades, independientemente del lugar en el que hayan nacido. En este sentido, las TIC (que ya permiten conectar a personas de todo el globo) están consiguiendo que progresivamente las diferencias de oportunidades vayan disminuyendo, aunque todavía queda un largo trabajo por delante. Desde Gradiant creemos que la solución está en conseguir que todo el mundo pueda acceder a la tecnología de una forma equitativa y segura.

Gradiant, tecnología e innovación sostenible

Gradiant no se queda en una mera fundación que busca ayudar a las empresas a modernizarse. Nuestra labor social va mucho más allá de lo puramente comercial y creemos que el trabajo diario de nuestro equipo puede utilizarse para solucionar algunos de los problemas y carencias más importantes del mundo, entre ellos el de la pobreza.

Desde nuestra sede en Vigo ya desarrollamos sistemas de comunicaciones y localización con vistas a ser usados en todo tipo de industrias, desde el sector aeronáutico a las comunicaciones móviles. Conseguir que todos los habitantes del planeta tengan acceso a estas herramientas nos permitirá eliminar el factor geográfico como barrera para el desarrollo de cualquier ciudadano. Dentro de uno de los proyectos en los que participamos, el proyecto de la red nacional Cervera Open-VERSO, se está trabajando en tecnologías que permitan desplegar una red 5G basada en hardware de propósito general y software libre, facilitando de esta forma la creación de sistemas de comunicaciones avanzados de bajo coste y que puedan dar servicio en lugares remotos o de difícil acceso que tradicionalmente sufren de falta de opciones.

Hace no mucho tiempo, cuando te ibas de vacaciones al pueblo tenías que subirte a un tejado, ir a la plaza principal o al cyber para poder chatear unos minutos con tus amigos o tu novia. Hoy, hasta los lugares más recónditos del país empiezan a gozar de las ventajas de la fibra óptica. El objetivo es que estas ventajas lleguen también al rural. 

Seguridad

Pero, implementar la tecnología sólo será positivo si se consigue que esta sea segura, tanto para quienes conocen los peligros de la web, como para quienes todavía no se han curtido en ese mundo. En los últimos años Gradiant se ha convertido en un actor importante a nivel europeo en lo que se refiere a la ciberseguridad. Algunas de nuestras soluciones tecnológicas ya se están utilizando para garantizar la seguridad de procesos de compra y autenticación de usuarios. Tecnologías como la biometría, un sector en el que contamos con más de diez años de experiencia, ya se está empleando en sectores tan sensibles como la banca o la salud. Sin embargo, de nada vale crear una tecnología puntera si solo pueden utilizarla personas con conocimientos específicos en el tema. Es por ello que ponemos todo nuestro empeño para hacer de esta herramienta algo sencillo y cómodo, que permita a personas de todo tipo de contextos aprovecharse de sus beneficios, reduciendo las desigualdades entre personas, independientemente de su grado de formación y clase social.

Más allá de conseguir igualar a las personas de todo el mundo, en lo que a oportunidades y conectividad se refiere, para conseguir acabar con la pobreza es necesario proteger a los más vulnerables. Protegerlos de los muchos delincuentes que se apoyan en las nuevas tecnologías para cometer fraudes. En este sentido, cuanto más pobre sea una región, más posibilidades hay de que alguna persona encuentre en la delincuencia y el engaño un camino fácil por el que salir de su precaria situación. Proteger a sus iguales de estos ataques es imprescindible para terminar con la pobreza.

Proyectos como ÉGIDA son los que nos permiten seguir avanzando. De esta forma esperamos que alguno de los progresos que desarrollemos junto a nuestros socios se convierta en una barrera de seguridad para los más vulnerables.

Nuestro compromiso es poner fin a la pobreza en todas sus formas. A la pobreza tecnológica mediante herramientas que faciliten el acceso al mundo globalizado en el que vivimos hoy en día de una forma segura y fácil. Y a la pobreza económica, mediante tecnologías que permitan acercar el rural a las facilidades del mundo urbano, eliminando las diferencias de oportunidades y consiguiendo que todos compitamos en un mundo justo, en el que el lugar en el que hayas nacido no determine tu futuro.